Kennedy  congregó multitudes

Fotos: Embajada de EE. UU. en Costa Rica, Mario Roa, Julio César Argueta y archivo La Nación. Textos: Rodrigo Calvo

| revistadominical@nacion.com

Publicado el 10 de marzo del 2013


Las relaciones diplomáticas entre Costa Rica y Estados Unidos se acercaron hace 50 años, del 18 al 20 de marzo de 1963, con motivo de la visita que, entre multitudes, hizo aquí John Fitzgerald Kennedy –popularmente conocido como JFK–, quien fue el trigésimo quinto presidente de Estados Unidos y el segundo mandatario más joven de su país, luego de Theodore Roosevelt. Kennedy impulsaba, entonces, la política de la Alianza para el Progreso y propició una reunión con los presidentes centroamericanos.J

Fotos: Embajada de EE. UU. en Costa Rica, Mario Roa, Julio César Argueta y archivo La Nación. Textos: Rodrigo Calvo

  • Un mar humano  acompañó a John F. Kennedy en cada una de las actividades en suelo nacional. La seguridad del mandatario estadounidense fue resguardada por agentes de confianza. Se mostró agradecido con la colonia norteamericana que lo despidió en la residencia del embajador de Estados Unidos en Costa Rica, Raymond Téllez, en Escazú.  Allí, en la piscina, Kennedy se tomaba un baño diario. Como se observa, las ramas de los árboles fueron cortadas para evitar que alguien se escondiera en el follaje.

    Un mar humano acompañó a John F. Kennedy en cada una de las actividades en suelo nacional. La seguridad del mandatario estadounidense fue resguardada por agentes de confianza. Se mostró agradecido con la colonia norteamericana que lo despidió en la residencia del embajador de Estados Unidos en Costa Rica, Raymond Téllez, en Escazú. Allí, en la piscina, Kennedy se tomaba un baño diario. Como se observa, las ramas de los árboles fueron cortadas para evitar que alguien se escondiera en el follaje.

  •  San José tenía una ciudad limpia y moderna de 300.000 habitantes. La capital convocó a un gentío en el Paseo Colón, que se decoró para el desfile.

    San José tenía una ciudad limpia y moderna de 300.000 habitantes. La capital convocó a un gentío en el Paseo Colón, que se decoró para el desfile.

  • Antes de su visita,  Kennedy dialogó con el ministro de Relaciones Exteriores, Daniel Oduber (centro), y Gonzalo Facio, embajador tico en EE.UU., sobre su viaje  a Costa Rica. Esto fue el 7 de febrero de 1963.

    Antes de su visita, Kennedy dialogó con el ministro de Relaciones Exteriores, Daniel Oduber (centro), y Gonzalo Facio, embajador tico en EE.UU., sobre su viaje a Costa Rica. Esto fue el 7 de febrero de 1963.

  • Kennedy al salir de la Catedral Metropolitana, en San José. El mandatario de Estados Unidos ofreció $6 millones para un estudio que establecería la calidad y oportunidad de la ayuda estadounidense al Istmo.

    Kennedy al salir de la Catedral Metropolitana, en San José. El mandatario de Estados Unidos ofreció $6 millones para un estudio que establecería la calidad y oportunidad de la ayuda estadounidense al Istmo.

  • Un carro presidencial descapotado se usó el 19 de marzo, cuando John F. Kennedy y Francisco J. Orlich se dirigían a El Bosque (hoy ciudadela Kennedy, en su memoria), un proyecto de vivienda en San Sebastián, San José, que se construía con fondos del plan de cooperación  Alianza para el Progreso.

    Un carro presidencial descapotado se usó el 19 de marzo, cuando John F. Kennedy y Francisco J. Orlich se dirigían a El Bosque (hoy ciudadela Kennedy, en su memoria), un proyecto de vivienda en San Sebastián, San José, que se construía con fondos del plan de cooperación Alianza para el Progreso.

  • Decenas de cámaras cinematográficas y de televisión captaron la sesión inaugural y los discursos de los presidentes de Estados Unidos y Centroamérica, en el Teatro Nacional. Esa vez, se acreditaron 568 periodistas, camarógrafos y fotógrafos. “Nunca antes en Costa Rica se había visto un interés informativo semejante”, publicó el diario La Nación, el 19 de marzo de 1963.

    Decenas de cámaras cinematográficas y de televisión captaron la sesión inaugural y los discursos de los presidentes de Estados Unidos y Centroamérica, en el Teatro Nacional. Esa vez, se acreditaron 568 periodistas, camarógrafos y fotógrafos. “Nunca antes en Costa Rica se había visto un interés informativo semejante”, publicó el diario La Nación, el 19 de marzo de 1963.

  • Banquete en los salones de la Casa Presidencial. En un plano de intimidad, mientras saborean una taza de café y una copa de vino, John F. Kennedy se citó, entre otros, con los seis mandatarios de Centroamérica: Julio Adalberto Rivera, de El Salvador; Roberto F. Chiari, de Panamá; Ramón Villeda Morales, de Honduras; Miguel Ydígoras Fuentes, de Guatemala; Luis Somoza Debayle, de Nicaragua; y Francisco J. Orlich, de Costa Rica.

    Banquete en los salones de la Casa Presidencial. En un plano de intimidad, mientras saborean una taza de café y una copa de vino, John F. Kennedy se citó, entre otros, con los seis mandatarios de Centroamérica: Julio Adalberto Rivera, de El Salvador; Roberto F. Chiari, de Panamá; Ramón Villeda Morales, de Honduras; Miguel Ydígoras Fuentes, de Guatemala; Luis Somoza Debayle, de Nicaragua; y Francisco J. Orlich, de Costa Rica.

  • En la Universidad de Costa Rica,  el 20 de marzo de 1963, John F. Kennedy se dirigió a los estudiantes con la presencia de su rector, Carlos Monge Alfaro, el canciller Daniel Oduber y funcionarios estadounidenses de alto rango. “Es un inmenso placer salir de Washington, donde profesores universitarios me sermonean, y venir a Costa Rica, donde puedo hablar a estudiantes”, empezó su discurso en inglés, con traducción simultánea del intérprete argentino Donald Barnes. “Considero apropiado que el primer discurso en la historia de un presidente de los Estados Unidos a un público estudiantil en Latinoamérica, tenga lugar en este centro de aprendizaje en una nación tan dedicada a la democracia. Me siento honrado de que me hayan invitado”. Su mensaje lo cerró así: “Las universidades se consideran sitios peligrosos para los presidentes, y estamos agradecidos con ustedes por la cordial bienvenida que nos han dado en esta ocasión. Cada uno de nosotros volverá a casa con la más profunda impresión de lo que puede lograr un pueblo fuerte, lleno de vitalidad”. Sus últimas palabras fueron en español: “¡Viva Costa Rica! ¡Arriba Costa Rica! Muchas gracias”.

    En la Universidad de Costa Rica, el 20 de marzo de 1963, John F. Kennedy se dirigió a los estudiantes con la presencia de su rector, Carlos Monge Alfaro, el canciller Daniel Oduber y funcionarios estadounidenses de alto rango. “Es un inmenso placer salir de Washington, donde profesores universitarios me sermonean, y venir a Costa Rica, donde puedo hablar a estudiantes”, empezó su discurso en inglés, con traducción simultánea del intérprete argentino Donald Barnes. “Considero apropiado que el primer discurso en la historia de un presidente de los Estados Unidos a un público estudiantil en Latinoamérica, tenga lugar en este centro de aprendizaje en una nación tan dedicada a la democracia. Me siento honrado de que me hayan invitado”. Su mensaje lo cerró así: “Las universidades se consideran sitios peligrosos para los presidentes, y estamos agradecidos con ustedes por la cordial bienvenida que nos han dado en esta ocasión. Cada uno de nosotros volverá a casa con la más profunda impresión de lo que puede lograr un pueblo fuerte, lleno de vitalidad”. Sus últimas palabras fueron en español: “¡Viva Costa Rica! ¡Arriba Costa Rica! Muchas gracias”.

Opine sobre este artículo

¿Es usted miembro? Ingrese al sistema

O regístrese utilizando Facebook


No logueado ..

Solo necesita su usuario y contraseña de Facebook.

Correo electrónico:

Contraseña:

 

Olvidó la contraseña ?

Presione aquí para registrarse gratis en nacion.com si aún no lo ha hecho. / Este sitio requiere Cookies